Una Opción de Formación y Capacitación para el Futuro
Los "Senmon Gakko"

Hoy, la preocupación de muchas familias latinas que tienen sus hijos estudiando en el Japón es qué estudiar para lograr una buena inserción laboral y un futuro un poco más seguro, incluyendo un ascenso social que amplíe las posibilidades de elección.

Hasta hace poco estaba impregnado la idea de que con una carrera universitaria en una buena universidad era suficiente para garantizar un buen futuro, pues eso les permitía ingresar a empresas o instituciones públicas de renombre con un empleo estable.

Actualmente, dado los cambios en la estructura productiva e industrial, en los criterios de competitividad internacional, en los lineamientos de los recursos humanos y los esquemas de promoción del personal, y principalmente en las necesidades de las mismas empresas, en muchos lugares están solicitando graduados universitarios o de escuelas de formación técnica (senmon gakko) que verdaderamente estén debidamente capacitados para trabajar de inmediato en la especialidad que dicen tener.

Las empresas ya no tienen ni tiempo ni dinero para capacitar a todo el personal que se contrata, pues necesita responder a las necesidades del mercado nacional e internacional, de manera rápida y efectiva.

Dentro de este nuevo contexto, los «Senmon Gakko» son una opción válida e interesante que sin ser una carrera universitaria ofrecen, en líneas generales, una formación más especializada y en algunas carreras la posibilidad de continuar sus estudios en una universidad o la de obtener una licencia o matrícula profesional para ejercer una profesión delimitada para ese efecto.

Según datos del 2002 y proporcionados por la Asociación de Escuela Varias y de Formación Técnico Profesional de Tokyo, en todo Japón existen 2.976 Senmon Gakko (el 90% son escuelas privadas, aunque las públicas también cobran casi lo mismo que las privadas) con 660.000 alumnos matriculados (el 55% son mujeres), 686 universidades (daigaku) con casi 2.5 millones de estudiantes y 541 universidades de carreras cortas (tanki daigaku) con 258.000 alumnos. El 17.6% de los que continúan los estudios superiores estudian en los «senmon gakko».

Son decenas de carreras técnicas en diversas especialidades que van desde la construcción civil y mediciones, mecánica automotriz, procesamiento de datos, instalaciones eléctricas y electrónicas, mantenimiento de equipos y maquinarias diversos, enfermería, mecánica dental, higiene dental, exámenes clínicos, rayos X, masajes, digitopucuntura, cocina y nutrición, repostería, peluquería, maestra de guardería (nidos), asistencia a discapacitados y a enfermos de atención domiciliaria u hogares de ancianos, hotelería, turismo, contabilidad, secretariado ejecutivo, confección de ropas, diseño industrial y gráfico, arte, idiomas, etc. Las carreras más concurridas son las de enfermería (117.422 alumnos), procesamiento de datos y computación (53.998), peluquería (51.237), arte y diseño (34.720), nutrición y cocina (28.652), confección de ropa occidental y japonesa (29.180), mecánica automotriz (24.392), etc.

Los costos por cursar estas carreras dependen de la especialidad, aunque en caso de ser admitido, por examen escrito u oral o por entrevista personal, son unos 200.000 yenes de matrícula de ingreso, y unos 700.000 a 900.000 yenes por año (aquí incluye el costo del cursado, costo de instalación y demás materiales). La más cara es la de los masajes orientales (digitopucuntura, acupuntura, etc.) que requieren costos adicionales por las instalaciones y las prácticas médicas, pues la matrícula de ingreso es de 770.000 yenes y el cursado 1.5 millones por año.

Si bien pueden obtener algún préstamo de la fundación de ayuda escolar «ikuei kyokai» o solicitar préstamos en un fondo público «kokumin seikatsu kinyu koko» o en un banco comercial, se recomienda que por lo menos los costos iniciales y el pago del primer año lo tengan ahorrado previamente, pues como todo estudio superior implica posteriormente gastos extras y una dedicación casi exclusiva por las exigencias en el cursado y en las prácticas. A diferencia de las universidades en donde los estudiantes pueden optar un poco más flexiblemente el cursado de las materias y ajustar sus horarios en base a sus exigencias de trabajo, en los «senmon gakko» el horario es a tiempo completo con prácticas obligatorias.

Hoy, los mismos graduados universitarios buscan especializarse en los «senmon gakko», pues, al año, unos 25.000 matriculados son jóvenes que ya tienen una carrera universitaria. La mayoría de éstos señalan que estar escuelas de capacitación ofrecen mejores alternativas de inserción laboral y dejan abierta la posibilidad de obtener licencias profesionales que permiten independizarse y formar su propia empresa particular.

Lo que sí, hay licencias que no se logra solamente con la finalización del cursado de los dos años de estudio sino que es necesario aprobar el examen nacional o específico que la ley de actividades profesionales exija.

El nivel de inserción laboral de los «senmon gakko» es del 76.7%, cuando el de las universidades de carreras cortas es del 60,3% (hombres 47.2%, mujeres 61.6%), el de las universidades convencionales es del 56.9% (hombres 54.9%, mujeres 60%) y el de los posgraduados con maestrías es del 66.4% y con doctorados del 56.4%.

El pasado 4 de octubre, la organización Kyodai con el apoyo institucional de International Press ha organizado para los padres y alumnos del PEAD una charla de orientación sobre los «senmon gakko», con la presencia de funcionarios de la Asociación de Senmon Gakko de Tokio. En ella asistieron una veintena de alumnos, casi todos con sus padres, a fin de interiorizarse de estas escuelas y de las posibilidades de estudio.

Es por eso la importancia de tener finalizado la secundaria superior (koko) japonesa para acceder a estas escuelas de capacitación técnico-profesional, aunque en el caso de los extranjeros que vienen de cursar en sus países, además de la secundaria es indispensable por lo menos el nivel 2 de idioma japonés (preferentemente el nivel 1). Además de explicar las consideraciones generales, los expositores hicieron hincapié en que las carreras de los «senmon gakko» deben tener la autorización del Ministerio de Educación y Ciencia, pues dentro de este nivel de formación académica existen también innumerables escuelas totalmente privadas que, por ejemplo, ofrecen carreras de idiomas extranjeros, manga y dibujos animados, etc.

Tomado del Boletín Musashi, que edita J. Alberto Matsumoto en Japón.

Retornar